Archivo de Octubre, 2008

La Dama del Champagne

Publicado en Octubre 1, 2008

En esta historia no hicieron falta grandes hombres. Nicole Ponsardin, viuda de Clicquot, escribió ella sola una de las páginas más importantes del champagne y convirtió su nombre en sinónimo eterno de sofisticación y lujo.

           Nicole Barbe-Ponsardin fue una mujer excepcional en el sentido más literal de la palabra. En primer lugar, porque logró que la Francia del siglo XVIII la identificara como mujer y como empresaria, en una época en que el mundo de los negocios sólo se conjugaba en masculino singular. Pero sobre todo, porque su habilidad convirtió una pequeña bodega de Reims (Francia) en un imperio de sofisticación y exquisitez cuya influencia perdura hasta hoy.
          Casada en 1798 con Francois Clicquot, Nicole no era mucho más que la sombra de su marido hasta que éste falleció en 1805. Pero esa muerte, lejos de opacarla, hizo nacer en ella una emprendedora formidable. Tenía entonces 28 años y seguramente nunca imaginó que la viudez borraría su sabor amargo para reencarnar dos siglos más tarde en las inconfundibles etiquetas amarillas de Veuve Clicquot (veuve significa “viuda” en francés), uno de los champagnes más exclusivos del mundo.
         Los méritos empresariales de Nicole y su obsesión por producir champagne de alto nivel (su lema era “Una sola calidad, la mejor”) abrieron mercados insospechados para el modesto negocio heredado de su esposo. Y aquí viene la tercera excepción de Nicole Ponsardin: aún viviendo bajo el clima antimonárquico que se respiraba tras la Revolución Francesa, logró conquistar los paladares de la nobleza con los espumantes de su bodega. Gracias a ella, las palabras aristocracia y champagne quedaron enlazadas de un modo único.
         El éxito de Madame Clicquot nació de su notorio ímpetu comercial (que la animó incluso a exportar botellas de champagne a Rusia en los peores momentos de la guerra franco-rusa de 1814) pero se sostuvo sobre todo por su dedicación al proceso de elaboración. Porque finalmente donde más se advirtió su talento fue en las copas mismas. Tal como señala Cécile Bonnefond, la actual presidenta de Veuve Clicquot, antes de la llegada de Nicole “el champagne era un vino turbio y dulzón que había que decantar para quitar los sedimentos y, en esa operación, perdía la mitad de las burbujas y de la gracia”. La dama del champagne convirtió aquello en un recuerdo olvidable y el sello de la perfección y la calidad no fueron excepción, sino regla.

La Grande Dame

         Aún hoy, el legado de Madame Clicquot impregna toda la compañía, desde los viñedos hasta la filosofía corporativa de la empresa, que desde 1996 pertenece al holding de lujo LVMH. Pero el mejor homenaje a ella es bien concreto. Se llama La Grande Dame y es el Cuvée de prestigio de la marca. Tiene un 64% de Pinoit Noir y 36% de Chardonnay. Eso sí: toda la uva procede de los ocho Grands Crus* de Reims y luego el assemblage es sometido a una prolongada crianza.
         Por suerte, su delicado sabor y su textura levemente frutal no consiguen opacar a las otras variedades de Veuve Clicquot. Allí están el VC de etiqueta amarilla (con assemblage de distintos añadas), Demi Sec (con uvas Pinoit-Noir y Pinoit-Menier), Vintage Réserve, Rich Réserve y Rosé Réserve.
           La singularidad de cada uno de ellos se preserva desde las elecciones realizadas en la primera etapa: premier crus o grand crus, Chardonnay o pinoit-meiner, distintas añadas o una sola. Esos selectos procedimientos hacen único a cada uno de ellos y también a Veuve Clicquot, el sueño cumplido de una mujer inigualable que lleva 200 años en boca de los más distinguidos.

* (En la región francesa de Champagna, los viñedos se clasifican oficialmente como grand crus o premier crus según su aptitud para la vitinivicultura y esa escala depende, entre otras cosas, del tipo de inclinación del terreno y el tipo de insolación, factores que impactan notoriamente en la calidad de las uvas).
Texto : Andrés Bacigalupo
Más : Veuve Clicquot History

 

Historia y vanguardia: Veuve Clicquot sintoniza con las tendencias más modernas sin perder su esencia. En la foto, el Veuve Clicquot LoveSeat, obra exclusiva del diseñador anglo-egipcio Karim Rashid.

WordPress database error: [Table 'mansionvitraux.wp_wassup_tmp' doesn't exist]
SELECT wassup_id, urlrequested, spam, `timestamp` AS hit_timestamp FROM wp_wassup_tmp WHERE wassup_id='f1fc55acb02e806306753569ec6b926c' AND `timestamp` >1406380365 GROUP BY wassup_id ORDER BY hit_timestamp DESC

WordPress database error: [Duplicate entry '8388607' for key 'id']
INSERT INTO wp_wassup (wassup_id, `timestamp`, ip, hostname, urlrequested, agent, referrer, search, searchpage, os, browser, language, screen_res, searchengine, spider, feed, username, comment_author, spam) VALUES ( 'f1fc55acb02e806306753569ec6b926c', '1406380455', '50.17.27.205', 'ec2-50-17-27-205.compute-1.amazonaws.com', '/blog/index.php/2008/10/page/3/', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', '', '', '0', 'N/A', '', 'us', '', '', 'CCBot', '', '', '', '0' )

WordPress database error: [Table 'mansionvitraux.wp_wassup_tmp' doesn't exist]
DELETE FROM wp_wassup_tmp WHERE `timestamp`<'1406380275'